Publicado por The Vision Therapy Center

Un estudio ha revelado una fuerte evidencia de que el movimiento ocular involuntario podría ser un signo de trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH).  También ha reforzado lo que conocemos desde hace mucho tiempo: si los niños pueden controlar sus movimientos oculares, mejorará su capacidad de atención.

El TDAH y los problemas de visión a menudo resultan en síntomas similares.  Llegaremos a eso en un momento.  Antes de hacerlo, veamos este estudio sobre el movimiento ocular y el TDAH, como se detalla en el sitio web de la Asociación Americana de Optometría.

El estudio de 2014 provino de la Universidad de Tel Aviv en Israel, donde los investigadores monitorearon los movimientos oculares de dos grupos de adultos.  El primer grupo había sido diagnosticado con TDAH.  El segundo no, y sirvió como control. El primer grupo tomó una prueba de diagnóstico de TDAH llamada Prueba de las variables de atención (TOVA).  Hicieron la prueba dos veces: una vez sin medicación, y una vez mientras estaban medicados con metilfenidato, un medicamento utilizado para tratar el TDAH. Se utilizó un sistema de seguimiento ocular para controlar los movimientos oculares de los participantes.  Después de observar a los participantes tomar la prueba, los investigadores encontraron “una correlación directa entre el TDAH y la incapacidad para controlar el movimiento ocular en previsión de estímulos visuales”.  El medicamento ayudó a suprimir los movimientos oculares involuntarios.

Lo alentador de este estudio es que proporciona evidencia concluyente de que los movimientos oculares son una parte importante de la situación.

“La optometría siempre ha declarado que los movimientos oculares están vinculados a una atención reducida, que a su vez puede diagnosticarse erróneamente como TDAH”, dice Glen Steele, OD, Profesor, Servicio Pediátrico en el Southern College of Optometry y ex miembro de la Academia Estadounidense de Optometría.

 

¿Por qué es importante comprender los problemas de visión funcional?

Los resultados del estudio descrito anteriormente también son relevantes para las personas que tienen problemas de visión funcional, que en realidad pueden parecerse al TDAH.  La visión funcional es más que ver 20/20 en una carta de letras.  Es un conjunto de habilidades aprendidas y desarrolladas que una persona usa para recopilar y procesar información visual. La visión funcional es la forma en que todo su sistema visual funciona en conjunto. Más específicamente, la visión funcional es la forma en que todo su sistema visual (los ojos, el cerebro, las vías visuales) trabaja en conjunto para ayudarlo a interactuar con su entorno.

El control del movimiento ocular es una habilidad de visión funcional que incluye la capacidad de sus ojos para:

  • Mantener la fijación en un objeto en movimiento.  Ejemplo: seguir una pelota en tu guante
  • Mantener la fijación de un objeto a otro.  Ejemplo: mover los ojos por esta línea de texto
  • Mantener la fijación en un objeto estacionario.  Ejemplo: mantener la vista en una persona mientras la escucha

Lo que es especialmente importante sobre el control del movimiento ocular es que es una habilidad de visión funcional fundamental sobre la cual se desarrollan otras habilidades de visión cruciales, incluyendo las siguientes:

  • Coordinación binocular.  Esto es cuando los ojos se alinean para enfocarse en el mismo punto y trabajar juntos de manera coordinada y precisa.  Una buena visión binocular permite una percepción y una visión de profundidad efectivas, eficientes, únicas y cómodas.
  • Enfoque ocular.  Esto abarca su capacidad de ver un objeto claramente y su capacidad de cambiar el enfoque entre objetos a diferentes distancias.

Uso de la terapia de visión optométrica para mejorar el control de los movimientos oculares

Siempre hemos recomendado que los padres programen una Prueba de visión funcional siempre que se sospeche de TDAH.  Debido a que los síntomas son muy similares, los padres deben considerar la terapia de visión optométrica como tratamiento antes de embarcarse en cualquier tipo de medicamento. Entonces, ¿cómo funcionaría el tratamiento con terapia de visión optométrica?  Aquí está el proceso típico:

  • Diagnosticar el problema.  Primero debemos diagnosticar el problema de visión específico que afecta al niño.  A través de una Prueba de visión funcional, un optometrista comportamental puede aislar las causas probables del problema de la visión.
  • Establecer un plan de terapia de visión optométrica.  El tratamiento puede variar desde una prescripción de anteojos para mejorar el rendimiento visual hasta un programa individualizado de terapia de visión optométrica.

Para dicha terapia, un optometrista comportamental establecería una serie de actividades y ejercicios diseñados para mejorar la función de todo el sistema visual: los ojos, el cerebro y las vías visuales.

Como se describió anteriormente, los movimientos oculares mencionados en el estudio son solo una parte del sistema visual completo, aunque desempeñan un papel fundamental. Por lo tanto, cuando una persona tiene dificultades con los movimientos oculares, también puede tener dificultades con otras habilidades visuales, como el trabajo en equipo (convergencia / divergencia) y el enfoque (acomodación).  Si hay dificultades en estas áreas, se abordan junto con los movimientos oculares.

Realizar terapia de visión optométrica.  Esto implica una serie de visitas a la consulta y sesiones de terapia en el hogar.  Un paciente realiza las actividades prescritas y el optometrista comportamental monitorea el progreso y ajusta el programa según sea necesario. La terapia de visión optométrica ayuda a las personas a mejorar sus habilidades visuales.  En los casos de TDAH, puede ayudar a los pacientes a corregir los movimientos oculares que pueden estar contribuyendo a la afección.

Cada caso es diferente.  En algunos casos, controlar el movimiento de los ojos puede ser todo lo que se requiere para reducir los síntomas similares al TDAH. Por otro lado, si la dificultad con la atención persiste, la medicación puede estar justificada.

Pero comience con la terapia de visión optométrica primero.  Puede ser el único tratamiento que necesitará.

PIDE CITA PREVIA

 

Optometrista Comportamental.
Terapeuta TMR.
Terapeuta TOMATIS.