Es habitual confundir óptico con oftalmólogo cuando hablamos cotidianamente para referirnos al personal que nos atiende en una clínica o una tienda pero, ¿son estos términos lo mismo? Realmente no. Te despejamos todos los detalles en un nuevo artículo de blog de Terapia Visual en Mallorca.

La agudeza visual es la capacidad del paciente de percibir y diferenciar dos objetos separados por un ángulo determinado. Es un procedimiento esencial para evaluar el estado de la salud visual y en que situación se encuentra la visión del paciente.

Los ópticos tienen ciertos conocimientos de enfermedades oculares pero no son médicos. Son profesionales de la salud visual dedicados a la atención primaria de los factores relacionados con la visión. Son aquellos que suelen trabajar en las tiendas ópticas donde se venden gafas graduadas, gafas de sol, lentes de contacto y productos relacionados con su cuidado y la salud ocular. Además, están capacitados para graduar tu visión y aconsejarte sobre las mejores opciones a la hora de corregir defectos visuales.

Sin embargo, no están capacitados para tratar enfermedades oculares, diagnosticarlas o recetar medicamentos para combatirlas. Ni mucho menos efectuar cirugías oculares. Para eso, sí es necesario un oftalmólogo.

Los oftalmólogos, son médicos cuya especialidad es la oftalmología. Parece simple, pero en realidad conlleva una serie de estudios en los que actualmente hay que invertir entre 9 y 10 años. La formación académica de esta especialidad comienza con una licenciatura o grado en medicina de 5 años y se completa con un posgrado (MIR) de cuatro años. Tras eso, si todo marcha con éxito, se le otorga el título de médico especialista en oftalmología. Con ello, el oftalmólogo estará capacitado para diagnosticar, tratar y prevenir cualquier enfermedad ocular, así como para intervenir en las operaciones de cirugía refractiva, presbicia o blefaroplastia.

En esencia, todos los oftalmólogos cuentan con los conocimientos necesarios para atender cualquier tipo de problema ocular. Sin embargo, dentro de la oftalmología aún existen especialidades más específicas en algunas áreas como la retina, la córnea o el tratamiento de enfermedades específicas como el glaucoma.

También cuentan con los conocimientos necesarios sobre óptica y optometría, pero lo normal es que en las ópticas se delegue está responsabilidad en los ópticos.

Y ahora, ¿te ha quedado claro ahora cuáles son sus diferencias?