Parar o marcar un gol requiere de gran habilidad y destreza. No basta con ver bien el balón o la portería, hay que saber interpretar todo lo que nos rodea.

Por esto todos nuestros sentidos tienen que estar en alerta y formar un gran equipo.

En el terreno de juego una mala visión es su mayor contrincante.

Con la Terapia Visual nuestros Optometristas le ayudan a mejorar su rendimiento dentro y fuera del campo. Consiste en una serie de procedimientos clínicos individualizados, destinados a corregir o a mejorar las habilidades visuales que no se encuentran en su nivel óptimo.