El 18 de enero fue un día feliz. Inaugurábamos nuestra nueva consulta de optometría, terapia visual y audiología en Inca, culminando así meses de trabajo presidido por una gran ilusión. Nos emocionó el apoyo que recibimos de todas las personas que nos acompañaron: familia, amigos, compañeros, representantes municipales… Tuvimos la ocasión de explicar nuestro proyecto y por qué queremos potenciar la Terapia Visual en Inca y en toda la isla, convencidos que podemos hacer una pequeña aportación a la mejora de la calidad de vida de las personas que confían en nosotros, especialmente a los niños con problemas visuales y de aprendizaje. La inaguración culminó un proceso, pero fue también el inicio de un trabajo que estamos seguros que será apasionante.